Inicio Secciones Opinión Videos Galerías Nosotros  
Senadores   |   Diputados   |   ALCDMX   |   Noroeste   |   Noreste   |   Occidente   |   Oriente   |   Centronorte   |   Centrosur   |   Suroeste   |   Sureste   |   Internacional
Walter Ramírez Aguilar / Minuta Legislativa
El desafuero de Alberto Silva Ramos

El Diputado tricolor guanajuatense, Ricardo Ramírez Nieto, quien es el Presidente de la Sección Instructora en el Congreso de la Unión, me dio a conocer este día que será hasta el próximo viernes 18 de agosto cuando venza el plazo para que el legislador federal veracruzano, Alberto Silva Ramos, presente su estrategia de defensa por el Juicio de Procedencia (desafuero), que en su contra solicitó la Fiscalía General del Estado de Veracruz, por el presunto desvió de más de mil 500 millones de pesos del erario público veracruzano mientras fungió como Coordinador de Comunicación Social de la administración de Javier Duarte de Ochoa en el 2015.

Y si bien, Ramírez Nieto ha insistido en que su instituto político no se solapará a ningún representante popular que sea llevado al patíbulo por su deshonesto proceder, lo cierto es que la Sección Instructora admitió la solicitud en contra de Silva Ramos de la fiscalía jarocha, el ocho de agosto pasado y a él lo notificó hasta el día 11 de agosto.

Para como están las cosas, tres días son muchos para jugar con los procedimientos legislativos, aún cuando se supone que ese órgano deliberador tiene sólo 60 días para emitir su dictamen al pleno legislativo que se convierte en órgano juzgador.

El caso de Silva Ramos parece seguir el mismo camino que ha recorrido el diputado Tarek Abadalá Saad. El joven representante popular de Cosamalopan, goza ahora de un impasse que le ha concedido la Suprema Corte de Justicia, quien revisa un amparo que él solicitó y que aún los ministros no han terminado de analizar.

Silva Ramos no se manifiesta preocupado. Tarek tampoco. Y tampoco lo están los otros legisladores federales veracruzanos que han sido mencionados de estar coludidos con el gran desfalco que Duarte de Ochoa encabezó en Veracruz.

Erick Lagos Hernández, coordinador de la bancada veracruzana anda muy calladito, al igual que lo están Adolfo Mota Hernández y Edgar Spinoso Carrera. Ambos ex funcionarios de la Secretaría de Educación, el primero fue Secretario y el segundo Oficial Mayor.

Alejandro Carvallo Delfín, amigo personal del Presidente Enrique Peña Nieto, parece ser el único de esa camarilla duartista que saldrá impoluto.

Así pues, habremos de estar atentos.

Un día después de que presente su defensa ante la Sección Instructora, Silva Ramos contraerá nupcias en el municipio de San Rafael, con su prometida Cindy Paola Virués Rodríguez, a quien se le puede ver deambulando con paso cansino por los pasillos de San Lázaro por su embarazo.